Fujifilm Industrial 100

Carlos Casares

Hacía años que no sacaba fotos a color. Un buen día, hablando con un buen compañero de laburo, le comento que estoy en esto de hacer fotos con cámaras que llevan una tira de plástico adentro. Al par de días cae con un par de rollos vencidos traídos desde el mismísimo Japón, unos Fujifilm Industrial 100. Había leído hacía no mucho de esta película, y resulta que es un rebranding de otra película de Fuji, la Fujicolor 100, pero destinado a la venta en “bulk”, al por mayor, sólo en Japón. El primer rollo lo saqué con la querida Yashica de Mati, pero en el último cuadro se trabó la cámara y corté el rollo. Sin éxito busqué una casa de revelado que abriera la cámara; ninguna tenía cuarto oscuro. Lo único que se me ocurrió fue reciclar el viejo proceso de revelado que hacía hace unos años, para tratar de sacar alguna imagen en monocromo, pero no resultó. La película salió practicamente velada, con muy poca imagen rescatable. El escáner no es capaz de levantar nada, y algún día con paciencia volveré aún más atrás en el tiempo a sacarle fotos a los negativos, pero dudo que sea una tarea sencilla o útil.

Carlos Casares

Para el segundo rollo no me arriesgué, y lo cargué en la FM, sobreexponiendolo un punto (ASA50). El revelado lo hice en la esquina de casa, un local que siempre me ha dado buenos resultados, aunque esta vez el chasco me lo llevé por el lado del precio. Las 24 fotos en 10×15 costaron unos $260. Pensé que me habían estafado, pero buscando precios descubrí que no, que era pesos más pesos menos, lo que cuesta.

Carlos Casares

Me pareció interesante volver a pensar en colores, aunque (me) lleva mucho trabajo editar color en la computadora. Las copias en papel quedaron muy bien, por lo que traté de escanearlas directamente. Por algún motivo a descubrir, el escáner enfocó en las imperfecciones del papel, dejando desenfocado notoriamente el contenido. Los colores estaban bien, pero por más que tratase, siempre salían con frontfocus, por llamarlo de alguna manera. Contra todo lo que quería, empecé a escanear los negativos y tuve que lidiar con el color, tratando de que quedaran lo más parecidas a las copias en papel. Los resultados quedan a la vista. Logré conservar esos tonos verdes/azules de Fuji, aunque no creo que sea precisamente correcto.

Carlos Casares

Los colores de la piel son todo un tema, por lo menos para mí. No lo lograba con una digital, menos lo voy a lograr con una película vencida. Pero ahí está Rossi, compartiendo un mate como dos abuelos al sol.
Estoy medio escaso de palabras en esta fresca mañana preprimaveral de domingo, así que la voy a cortar acá nomás. Me gustó volver a sacar color, es raro, diría que hasta más alegre. Les dejo un link con el resto de las fotos en Flickr.

Carlos Casares

Gracias!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s