.2011

omikuji-_DSC6167-Editar

Arranqué el 2011 sabiendo que iba a terminar. De alguna manera u otra este día iba a llegar y yo, con mucha seguridad, iba a estar escribiendo esto. Teclear estas palabras, en esta mesa, este 29 de diciembre, no es algo que no esperara. Es más, podría decirse que lo planeé.

De la cantidad de cosas que pensé e imaginé, no planeé que de los 345 días que llevo al día de la fecha morando esta ciudad, solo pasé 15 sin trabajo. Trabajo que incluso he llegado a disfrutar, aunque eso se deba en su mayoría a la gente que tengo alrededor en esa oficina. No a toda, pero si a mucha. Descubrir que soy capaz de hacer y no hacer tantas cosas fue interesante, y va a seguir siéndolo, porque va a seguir pasando. Pensé en que iba a aprender mucho, pero no creí que iba a tener los maestros que tengo. Hice de todo pero no tanto como imaginé, en eso mi cabeza tiene mucha cancha. Irme de este techo que tanto hizo por mantenerme abrigado era la idea, solo que no pensé que me iba a ir así (lo dulce y lo amargo). No me creía capaz de causar tanto daño o tanto bien. Aunque imaginé que cuando volviera a mi pueblo iba a ser bajo los lineamientos de visitas a veces obligadas o a veces por simple deseo, todavía me cuesta descubrir lo lejos que quedó Kansas.

No me quejo. Fue quizás el año que más me marcó de estos 24 y pico que llevo pisando tierra. El 2002 perdió por olvido, el 2005 fue único, pero este fue el inicio. Con este empezó algo que no creo que pueda frenar ni yo, ni la cantidad de miedos que tengo en la mochila. Miedo a cosas que no llegaron, cosas que no fueron tan graves.

¿Cómo sigue esto?. Estas semanas vi cómo se cerraban muchas cuestiones pendientes, y cómo con ellas, se abrían otras. Calculo que el 2012 será pelear con este nuevo paradigma. Los bondis ya los sé tomar, me perdí lo suficiente en el subte, logré que no me balearan en una esquina por $2. La metrópolis no tiene muchos más aces bajo la manga. Esta vez mi rival es otro, y tiene una ventaja: vivió detrás del espejo toda mi vida y me odia por dejarme este bigote y esta panza.

Saludos a mis 4 lectores, incluso a esos que llegan al blog buscando “calle” en Google. Espero que el 2012 termine mas o menos un año después de que arrancó, y podamos cometer los excesos que nos parezcan adecuados para festejar que la peleamos tanto o más que el pasado 2011.

Anuncios

2 thoughts on “.2011

  1. …y no sabés lo felíz que me hace que estés acá. Puede sonar cursi, pero es año nuevo caracho. Y ya estoy viejo.

    Feliz año, pibe.

  2. Buen balance. Buena gente. Kansas “siempre” te estará esperando. Estoy orgulloso de los hijos que la vida me dió. Sé que si sigo me voy a ir al carajo y no lo deseo. Sé Felíz, sean Felices. Te quiero mucho. Tú Papá,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s