Y por qué?

Si me quedó algo del curso de foto documental que terminé hace un tiempito, fue que si uno está vacío por dentro, sus fotos (y cualquier cosa que surja de adentro) estará igual de vacío. La técnica y la oportunidad son flacas ayudas a la hora de meterle algo a una foto que jamás tuvo nada. Ni antes de ser tomada. Y siento que por eso dejé la cámara de manera tan compulsiva. Me estoy llenando. El venir a Capital Federal fue un choque bastante grande y me volqué de golpe. Libros, música, películas y por sobre todo, buenas conversaciones me van llenando de a poquito. Seguramente esa sea la respuesta a mi gatillo difícil. La cámara la tengo siempre en la mochila desde hace casi un mes, e incluso pensé en comprar una compacta para tenerla más a mano, pero caí en la cuenta que la pobre cámara del celular me da justo lo que necesito. No me quiero complicar más, quiero hacer fotos y ya. Un par de clics, tengo la foto, otro par de clics, está cortada y editada. De ahí que esté dando tantas vueltas para armar este mosaico zonzo que tienen acá debajo.

Sin título-1

Anuncios

One thought on “Y por qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s