100 TMAX y la Pentax que no quiere

100TMAX-_DSC6267

Iba caminando por Cabildo haciendo un par de mandados y vi un local donde había trípodes de precios y largos varios. Ando buscando alguno que pueda entrar en la mochila. También ando buscando algo nuevo para hacer, y el olor que venía del fondo del local me dio la idea. La cantidad de cosas que se disparan en mi cabeza cuando el olor a los químicos del lab me entra por el zapallito que tengo por nariz es increíble. Casi hipnotizado entré, viendo qué tipos de película tenían. Y ahí lo ví, entre otros pocos como él, medio arrinconado dando lugar a otros más populares (si le podemos decir popular a la película). Cuando llegué al departamento lo cargué a puras prisas y salí raudo a la calle. Tan raudo que me dejé la llave adentro…

La Pentax me está diciendo “buenas tardes”. Hace ya un par de años que mover la manivela para cargar se transforma en una aventura. Esta vez la cosa está más brava, y habiendo podido sacar solo 3 o 4 fotos, llegué al tope del rollo. Se debe haber gastado algo, la verdad que no se qué, pero no traba. Me mandé una, rebobinando a ojo. Quizás pueda exprimirle 5 o 6 tiros mas. Habrá que buscar alguien que arregle cámaras de las viejas, de estas que es al pedo mirar la parte de atrás buscando la foto que acabas de tomar. Qué feo reflejo.

Anuncios

2 thoughts on “100 TMAX y la Pentax que no quiere

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s