Barrio Chino

barrio chino-6348

El sábado por la tarde, luego de nerdear de lo lindo fuimos al cine a ver Luna Nueva. Qué decir? La peli apenas vale los 8 mangos que costó la entrada (me olvidé de pagarles a los chicos…), y las pendeviejas gemidoras que nos rodeaban, calenturientas con cualquier lobito hawaiano o vampirito brillantinoso terminaron de arruinarla.

El sábado al mediodía a la mañana llovía en Capital. Agua precipitándose gentilmente en el piso de los pasos y en el techo de los tachos. Habíamos programado una escapada al barrio chino y la lluvia nos puso en dudas. Pero nada que una camperita no arreglara. Nos tomamos un bondi, luego un subte y ahí estábamos. Mi idea era hacer muchas fotos, pero el agua me acobardó. Así es que me dediqué a comprar cuanto envoltorio brillante se me pusiera adelante mientras imaginaba que esas 2 cuadras se extendían a lo largo de toda la ciudad.

Y esta es de algunas de las cosas que compramos: Té verde con oolong (horripilante), snacks picantes (mas bien dulces), snacks con sabor a langostinos (mucho olor, poco sabor), gaseosa de uva (eso… sabor a uva) unas birritas Asahi (ricas, secas), unos Pockys (palitos bañados en chocolate… zonzos) y unos honguitos con chocolate que estaban barbaros. Y esa cosa entre plateada y asesina es Lola.

comida y lola-6351

También se ven las patas de Estefy, talco, una bolsa con cadáveres de palomas y un chaleco que nos quedaba pintado.

Anuncios

7 thoughts on “Barrio Chino

  1. Che! los chinos te jodieron! Los snacks son coreanos! Y el Pocky es japonés! Y el té verde también! Y ni hablar de la cerveza Asahi!
    Lo único chino ahí es el oolong… ufa.

  2. Sí, atrás tienen etiquetas en castellano diciendo qué es, y dice de dónde viene. Había de todo, cosas chinas, taiwanesas, coreanas, japonesas, incluso argentinas, jaja. Casualmente las cosas japonesas eran las más caras…

  3. El té oolong (wu long) está bueno che. Suave para el gusto occidental.
    Los pocky son el mayor gasto de dinero… son la mayor mentira japonesa.

  4. Kana, los Pocky no tienen gusto a nada, 11 mangos tirados. Pero como buen japan fan, tenía que probarlos. La golosina que más nos gustó fue una caja rosa de Corea (creo) con unas mini galletitas crocantes rellenas de una especie de pasta de chocolate. Y temo decir que el oolong no tuvo aceptación. 4 paladares lo degustaron y todos tuvieron que ser enjuagados con mate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s