Prendiendo fuego cosas

Así como ya lo expresé en Algo más serio, soy un poquito piromaníaco. Seamos honestos, a todos nos gusta ver algo prendiéndose fuego. Y comparto esta enfermedad con varios amigos, entre ellos, Marquitos.

Estamos aburridos, un día a la tarde, y qué hacemos? Revolvemos cajones, miramos estanterías y nos encontramos con este pobre soldado que ya ha peleado muchas batallas. En nuestros corazones surge el deseo de acabar con su sufrimiento.

El fuego apagará sus penas.

Ingredientes: un tarrito

                     alcohol

                     fósforos

                     soldadito

                     dos nabos    Con Marquitos prendiendo fuego cosas

(click para maximizar la idiotez)
Anuncios

9 thoughts on “Prendiendo fuego cosas

  1. BURN BABY!!! BUUURRNNN!!! JAJAJAJAJA!!
    Que copaadoo!! Me encanta la foto en la que ya esta prendido fuego jajaja!
    No le digas a las autoridades pero ultimamente tengo ganas de prender fuego algo… aunque sea la leña para hacer un asadito!

  2. Jajajaja!
    Y yo que me preguntaba si mi imagen es intimidante…
    Bue, si tengo futuro como asesino de alguna clase por lo menos tengo algo de apariencia jaja xD

  3. Nuuu! Es buenisimo!!!

    Yo hacía eso cuando era más pendejo. Incendiar muñecos, autitos, plástico (es genial ver el plástico derretirse de a poco y cómo se va deformando).

    Con un amigo nos juntabamos y jugabamos a hacer escenas del tipo “Reality Tv” donde siempre pasan cosas tremendas. Casi siempre era un hombre incendiándose, algún coche que explotaba o cosas por el estilo. Lo mejor era cuando (en épocas fiesteras) comprabamos cohetes fosforitos o rompeportones y lo metiamos adentro de los autos… BOOOOOM! Muy bueno!!! Otra cosa que funcionaba eran las ametralladoras (no sé como se llaman esos cohetes que hacen varias explosiones seguidas).

    Una vez quisimos hacer “un viaje espacial fallido” atando un soldadito-astronauta a una cañita voladora, pero el peso del soldadito impidió que la cañita salga volando. Explotó en tierra firme, ja ja. Estuvo bueno.

    Yo creo que todo el mundo tiene algo de piromaníaco. No sé si es sano incendiar un muñeco a esta altura, pero a esta altura ya no nos importa qué puede llegar a ser sano. Asi que da lo mismo.

    Ahora me entraron ganas de hacer eso! Mmmm… donde está Samantha?

  4. Anécdotas relacionadas: Hacer un avioncito de papel y ponerle dos cañitas voladoras. Subió 70 cm y explotó demasiado cerca nuestro. Meterle cohetes a los autitos es un clásico, anoche hablaba eso con Nico.

    Y eso de “a esta altura”… Es cierto, pero los hombres jamás dejamos de jugar, cambia el tamaño (y precio) de los juguetes nomas.

  5. Ja ja, es verdad.

    En fin… por qué no abrimos un blog dedicado a la piromanía y nos vamos pasando trucos? Autitos con cohetes, soldaditos en cañitas voladoras, avioncitos de papel. Y vamos descubirendo nuevas técnicas, tendes?

    altospiromanos.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s