El museo de la vida – Boludeando un sábado

Tres grandes obras que reflejan el sentir humano y la profundidad que se puede alcanzar gracias a la fotografía, arte mecánico/digital que, a diferencia de otras ramas del arte como la pintura, necesita de artilugios tecnólogicos cada día más complejos para realizarla.

Tres fotos mostrando que todavía somos tan pelotudos como cuando nos conocimos. Todo enmarcado en un asadito que puso en la mesa el señor Esteban Cagiao.

Sin más dilación, nos abocamos a ellas.

A las fotos, que las intros son aburridas.

Nico con lampara en la cabeza-0994

Esta obra nos muestra el ostracismo y el egocentrismo que se logra en la oscuridad de una sociedad cada vez más ambigua.

Nico boludeando con una vincha-linterna-LED digna de un minero geek.

Brindis mocho-1014

Con esta el autor ha querido demostrar que el alcohol y otros vicios nos alejan cada día más de la verdad. Y lo demuestra sutilmente con la inclusión de un personaje difuminado, una mujer dudando, mirando a la nada perdida en interrogantes.

Brindando con el mocho platense, cerveza negra, nada de stout ni otra mariconeada. Negra y punto. Mientras, Estefy se mastica un dedo.

Damian movidazo-1025Aquí podemos ver que la velocidad de la información a veces es tan avasalladora que no nos damos cuenta que los medios de comunicación masiva incentivan actitudes lascivas y contra toda naturaleza humana.

Genial la foto que engachó Nico, fotógrafo de la noche. Esos labios colorados y carrrnosos se deben al post-procesado, Damián todavía no se maquilla mucho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s